El gigantón, el autoestático XXL